Alumnos
PROGRAMAS
CURSOS
CONTÁCTATE CON NOSOTROS

CATS: Un Sueño Hecho Realidad

Espacios amplios, colores vivos, música agradable, excelente aroma en el ambiente y una delicada presentación son las primeras impresiones al entrar al Restaurante-Escuela Cats. Con su incomparable pega de arroz y combinaciones perfectas, logran un equilibrio entre el lugar y los platos que ofrecen.

Por Lucía Bernal Cerquera

Espacios amplios, colores vivos, música agradable, excelente aroma en el ambiente y una delicada presentación son las primeras impresiones al entrar al Restaurante-Escuela Cats. Con su incomparable pega de arroz y combinaciones perfectas, logran un equilibrio entre el lugar y los platos que ofrecen.

La idea, que nació en un salón de clases de Gato Dumas Colegio de Cocineros, abrió sus puertas el 19 de octubre del 2010 y hoy se encuentra en la Calle 116 con Carrera Séptima, en el corazón de la zona empresarial de Bogotá.

Cats es un restaurante-escuela que combina el Gato Dumas Colegio de Cocineros con el funcionamiento real de un restaurante. Está liderado por egresados de la misma institución, en cabeza de Flavia Garlatti como administradora, y Felipe Sánchez como jefe único de cocina. Además, están acompañados por un selecto grupo, compuesto por ocho practicantes de tercer y cuarto semestre, con excelente rendimiento académico y, por supuesto, aptitudes para la cocina.

En Cats se les brinda la oportunidad a los mejores estudiantes de la Escuela para que realicen sus prácticas profesionales, así logran una atmósfera de jóvenes que transmiten frescura y novedad. “La idea es que los practicantes tengan la oportunidad de un paso intermedio entre lo bonito que es la escuela y el mundo real en un restaurante”, afirma Flavia Garlatti.

El proceso de selección de los pasantes es una labor realizada por diferentes personas, tanto de la Escuela como del Restaurante-Escuela. El procedimiento comienza con la elección y recomendación de los mejores estudiantes por parte de Gastón Vicenti, director del Programa de Cocina de Gato Dumas Colegio de Cocineros. Luego, el jefe de cocina y la administradora les realiza una entrevista personal para determinar cuáles son los estudiantes más adecuados para el Restaurante; finalmente, y quien toma la decisión definitiva es Carolina Parra, directora de Gato Dumas Colegio de Cocineros,y gestora del Restaurante-Escuela, con una entrevista final. “Se gana por mérito y tiene que ser alguien que aporte cosas buenas para el Restaurante”, agrega Garlatti.

Paralelamente a la ambientación moderna, algunos espacios están diseñados para simular un salón de cocina. En la parte central está ubicado un tablero gigante donde mensualmente se escribe información sobre algún ingrediente y cursos de cocina. Sobre las mesas, se tiene un dispensador de “lecciones de cocina para llevar a casa”, que son datos curiosos con el fin de transmitir el conocimiento del Gato Dumas Colegio de Cocineros,y por último, hay una pantalla que está ligada a la cocina para mostrar la imagen directa de cómo es la dinámica y preparación de los platos.

La especialidad y estrella del Restaurante-Escuela, es la ‘pega de arroz’: cuadritos de arroz muy estéticos, simulando el raspado de olla de la casa, acompañados de estofados y guisos que se rotan todos los días. También se ofrece una variedad de menús balanceados como segunda opción para los clientes. Todos los platos tienen un precio único de 20 mil pesos, que se sirven con su respectiva bebida y postre.

Cats está abierto desde muy temprano en la mañana, ofreciendo el servicio de desayunos de 7 a 10:30 a.m. Al mediodía, los almuerzos van hasta las 3:30 p.m., hora en la que comienza la jornada de las onces; allí se ofrece una variedad de snacks para pasar una tarde agradable.

Los domicilios para la zona es otro servicio que se presta. Con un costo mínimo adicional, Cats se encarga de llevarles a la oficina el almuerzo que elijan a algunos ejecutivos que no cuentan con el tiempo necesario para trasladarse al Restaurante.
Y si se quiere aprender sobre este tipo de comida, basta con inscribirse los miércoles, en las horas de la tarde, a los cursos de cocina demostrativa dirigidos por la administradora Flavia Garlatti.

En definitiva, Cats se convierte en el plan perfecto para cualquier hora del día y la mejor opción de ‘Casual Food’ de Bogotá, por su variedad, seriedad y calidad.